Pioneros de la industria. Líderes mundiales. Determinantes del futuro.

A través de nuestra historia, hemos evolucionado hasta visualizar y alcanzar nuevos horizontes, desde la fumigación de cultivos en Columbia Británica, Canadá, hasta el transporte de pasajeros a las ubicaciones de perforación petrolera más lejanas en el Mar del Norte. Nuestros comienzos se remontan a los servicios aéreos Okanagan Air Services, una compañía de fumigación de cultivos establecida en 1947, el mismo año en que se perforó el primer pozo petrolífero mar adentro, fuera de la vista desde el territorio. Rebautizada como Okanagan Helicopters y trasladada a Vancouver, dos años más tarde la compañía desarrolló el primer patín (rueda) de aterrizaje para helicópteros, y se estableció como innovadora en la industria.

En 1987, la fusión de Okanagan con otras dos operadoras (Toronto Helicopters y Sealand Helicopters) derivó en la creación de Canadian Holding Company o CHC. Desde entonces, nos expandimos en forma continua a través de la combinación de un crecimiento orgánico y la adquisición estratégica, hasta convertirnos en la compañía de servicios de helicóptero más grande del mundo y líder en el transporte mar adentro, búsqueda y rescate, y servicios médicos de emergencia.

En 1994, CHC se fusionó con British International Helicopters y, en 1999, adquirió Helicopter Services Group de Noruega, empresas cuyos comienzos también se remontan a 1947. Además, en 1999, CHC adquirió Lloyd Helicopters, uno de los más grandes operadores de Australia.

En 2004, definimos divisiones operativas distintas y complementarias: los Servicios de Helicópteros y Heli-One, el proveedor de mantenimiento, reparación y puesta a punto (MRO, por sus siglas en inglés) de helicópteros más grande y competente. First Reserve Corporation adquirió CHC en 2008, lo cual generó una transformación ambiciosa en toda la compañía. El objetivo: valor superior para los clientes y otras partes interesadas a través de un crecimiento sólido y rentable, y el liderazgo sostenido en la industria.

Los empleados de CHC de numerosos países en todo el mundo están comprometidos a proteger a los clientes y colegas, y a protegerse a sí mismos y a otros con los que se encuentren al ocuparse de sus trabajos. Las aeronaves y la tripulación de CHC transportan a más de un millón de personas al año, y cada una de ellas justifica nuestra determinación de ayudarlas a hacer más, a avanzar y a regresar seguras a su hogar.